Tormenta sobre París.

Esta tarde de domingo el cielo se estremece, luz plomo y el olor a tierra mojada llegan por mi ventana. A mi infancia me trasladan en un grato recuerdo, viajo a días donde agua caída del cielo me reencontraban en silencio.

A mi memoria una imagen y un texto. París en un aguacero y el verso de un poema de mi amigo «Luis García Alonso» que dice así:

«Quiero empañarme con la lluvia mojada, de mi niñez feliz, de nuevo, ya tan olvidada. Volar, viajar a aquel mundo sin maldad, escapar de este ahora lleno de crueldad.» (Titulo: DE NUEVO LA NIÑEZ Libro: IMPRESIONES)