Cundi Sánchez

 

Cundi Sánchez, Ceutí 1981.

Cundi es esa persona con semblante serio, tímida y muy callado en un primer encuentro, que a medida que se éstos se suceden descubres que la timidez es una forma respetuosa de no querer ser más que quien tiene frente a ella, que su silencio es prudencia para escucharte y que conforme va tomando confianza se le escapan sonrisas que iluminan su cara. Es muy exigente con ella misma, meticulosa en su trabajo y con muy buen gusto visual.

Cundi, llega a la cocina casi de forma accidental.

Lejos de su intención de ser Diseñadora Gráfica, en 1999 llega su primer trabajo en su pueblo natal, un restaurante donde coincide con Tomás Écija encargado de la cocina. El amor toca sus puertas y se consolidan como pareja. Tomás le trasmite esa pasión que tiene por la cocina y en 2003 abren su primer restaurante, El Albero en Ceutí y juntos lo llevan a ser un referente gastronómico en la región de Murcia. Cundi continua formándose junto a su pareja y se hace con la parte dulce de la carta. Juntos forman un tándem que es imparable. En 2013 abren un nuevo restaurante en Molina de Segura, La Maita. Un restaurante moderno donde deciden dar un paso más allá y crear una carta alejada de convencionalismos, donde encontrar elaboraciones complejas y sutiles que no dejan indiferente al comensal.

Cundi, es tenaz y perseverante. Comienza a desarrollar nuevos platos que la definen especialmente a ella y su carrera como cocinera comienza a ser pública y notoria.

Llegan los premios gastronómicos y las jornadas gastronómicas donde ella es la protagonista.

Su cocina es sensible, elegante, de sabor, con forma y color en emplatado. Nada está fuera de lugar, es ordenada y disciplinada, algo que hace que difícilmente tenga fallos.

Cundi es de esas personas que es capaz de inventarse y reinventarse una y otra vez si fuese necesario, con una fortaleza infinita; es inspiradora, es constante y además muy generosa en su trabajo, como esa hormiga que porta la cascara de pipa al hormiguero ella sola para después compartir con el resto de hormigas.

Cundi es amor, amor a Tomás Écija, amor a su trabajo, amor a los demás.