Comienza la Semana Santa…

Domingo en la mañana, plaza de San Pedro de Alcantarilla. Niños, jóvenes y mayores se agrupan cercanos a la Iglesia que da nombre a la plaza. Se hace el silencio unos segundos y una corneta entona los acordes que marcan la marcha al resto de la banda “Los Centuriones de San Pedro”. Al unísono los tambores comienzan la “Marcha Real”.  Un incensario portado por estudiantes de secundaria de Alcantarilla aguarda en la plaza; desde todos los puntos de ésta se puede ver el humo blanco que anuncia la llegada de alguien importante. Se alzan todas las cornetas, el silbido roto se mezcla entre los aplausos de quienes con admiración esperan. Asoma “El Cristo de la Esperanza”. La imagen viste una humilde túnica color vino y porta un gran madero; de cara exhausta y especial belleza, camina descalzo sobre un manto de flores que nos invita a entender que allá por donde pisa hay vida y esperanza.

Da comienzo su traslado al I.E.S. Francisco Salzillo donde presidirá hasta la noche de Jueves Santo, noche en que los estudiantes lo llevarán a hombros por las calles de Alcantarilla de regreso a la Iglesia de San Pedro.

 

Centuriones de San Pedro, Alcantarilla.

Centuriones de San Pedro, Alcantarilla.

Cristo de la Esperanza, Alcantarilla.

Cristo de la Esperanza, Alcantarilla.

Cristo de la Esperanza, Alcantarilla.

Cristo de la Esperanza, Alcantarilla.